Las recomendaciones de planificación financiera más sobrevaloradas:

Los prejuicios económicos y dogmáticos de los planificadores financieros son tan poderosos, que exagerar ciertas recomendaciones y enfatizar menos las demás, es muy a menudo la norma, no la excepción.

Aquí están tres de las recomendaciones más sobrevaloradas y sus correspondientes sesgos, seguidos por los menos apreciados.

Impuestos de privilegio.

Un impuesto de privilegio es un impuesto que grava a cambio de un privilegio o licencia concedida al contribuyente. La cuota para el registro de un vehículo de motor es un ejemplo de un impuesto de privilegio.

Aplazándolos, deduciéndolos, eludiéndolos o evadiéndolos, los planificadores financieros hacen todo lo posible para reducir al mínimo los impuestos, hoy y en el futuro (y a veces en el pasado).

Esto no es sólo una buena idea, sino un deber por parte de un asesor financiero o fiscal cualificado. Pero ningún impuesto de privilegio es considerado como la punta de lanza, probablemente es un argumento de venta.

Asesores sin escrúpulos se aprovechan de las personas mayores que, viviendo de un ingreso fijo, son muy sensibles a los impuestos como un factor significativo sobre los que no tienen ningún control.

Muchos asesores también animan a sus clientes a mantener una hipoteca a plazo fijo "para la deducción de impuestos", pero la última vez que lo comprobé descubrí que sólo se puede deducir los intereses hipotecarios, en cambio las hipotecas que se acercan al final de su plan de amortización ofrecen muy poca deducción.

Evitar los impuestos es un esfuerzo digno de mención, pero no dejes que sirva como cortina de humo para tapar el verdadero propósito de los asesores financieros.

Las tasas internas de retorno

La tasa interna de retorno es una ganancia de una inversión durante un período de tiempo. No estoy negando el poder del interés compuesto ya que he comprobado que funciona, y que incluso una ligera diferencia en las tasas anuales de rendimiento, pueden tener un fuerte impacto.

Pero la cantidad de tiempo que supone en el proceso de planificación financiera es casi absurdo. Esto se debe a que con el fin de mantener su negocio de gestión de inversiones (la fuente de ingresos principal para la mayoría de los asesores), necesitan convencerte.

Pero ¿adivinen qué factor juega un papel aún más grande que la tasa interna de retorno hacia la meta de la independencia financiera? La cantidad de dinero que ahorras e inviertes.

Planes de jubilación

La práctica de la planificación financiera se ha centrado básicamente en la jubilación. Es casi como si cada recomendación en un plan financiero supusiese una jubilación sin ningún esfuerzo.

Estoy a favor de alcanzar la independencia financiera, pero haciendo la planificación financiera únicamente sobre la gratificación diferida, significa que la práctica añade muy poco valor al presente.

Además, los médicos confirman que la mayoría de la gente estaría mejor si mantiene cierto grado de actividad y trabajo productivo el mayor tiempo posible.